La estrategia

Estamos ante una estrategia que utilizan los inversores más sofisticados del mundo. Estoy hablando de aquellos inversores que tienen el “problema” de proteger sus fortunas de los gobiernos de turno, de los bancos, las inmobiliarias o los brokers que quieren quitarle su dinero.

Estos millonarios usan una fórmula muy simple para proteger su fortuna: diversifican su capital en inversiones inmobiliarias en todo el globo.

Con esta estrategia, estos grandes inversores buscan tres cosas:

1 – Diversificar el riesgo de cada país. Todas las naciones tienen gobiernos que pueden utilizar la fuerza para lograr lo que quieran. Hasta en Estados Unidos, décadas atrás, el Estado confiscó el oro de las personas. Los grandes inversores saben esto. Por ello, eligen diversificar este riesgo invirtiendo en diferentes países.

2 – Evitar la pérdida de capital. Todas las economías del mundo se mueven en ciclos y cuando esto pasa, los precios de las propiedades inmobiliarias varían en función a estos movimientos. Por ello, invirtiendo en países diferentes, estas personas consiguen suavizar esos ciclos. Logran que su capital no baje nunca.

3 – Aprovechar el ciclo. Si hay un consejo en el que absolutamente todos los grandes inversores coinciden, es en el de comprar cuando todos venden y vender cuando todos compran. Los grandes inversores buscan aprovecharse de esos ciclos. Esto implica comprar en el país donde los precios estén más baratos y vender en el país donde estén más caros.

Warren Buffett gana un 35% anual sobre una propiedad en Nueva York

En una de sus últimas cartas a los accionistas de Berkshire Hathaway, Buffett, una de las personas más ricas del mundo, habló sobre una de las mejores inversiones inmobiliarias que hizo en su vida. Compró un edificio en Manhattan, al lado de la New York University, en el año 1993. Pagó un precio muy bajo porque el mercado estaba en crisis y porque el edificio estaba mal manejado. Buffett no sólo recupero el capital invertido muy pronto, sino que mejor aún esta propiedad le está rindiendo un 35% anual sobre su inversión original.

Bill Gates compra propiedades en todo el mundo

Bill Gates, la persona más rica del mundo, destina gran parte de su fortuna a la inversión inmobiliaria global. El nombre de su empresa dedicada a este rubro es Cascade Investments LLC y es noticia en los diarios con bastante frecuencia. A principios de 2014, Gates compró un hotel por 200 millones de dólares en Puerto Vallarta, México. Unos meses después, la empresa de Gates había comprado otros dos hoteles, uno en Atlanta y otro en Londres.

 

Una estrategia con tres pilares

1 – Diversificar el riesgo de cada país

2 – Evitar la pérdida de capital.

3 – Aprovechar el ciclo.