Otra Odisea Argentina: comprar propiedades en Buenos Aires

Buenos Aires es una de las ciudades con el valor del metro cuadrado de departamentos más barato de la región, en tanto que Brasil presenta los valores más altos. Sin embargo, eso no significa que los porteños tengan una mayor facilidad para acceder a una propiedad.

El acceso al crédito, una moneda fuerte y un mercado inmobiliario nominado en reales resultan clave para explicar por qué los brasileños tienen mayor posibilidad de comprar un departamento que los porteños, aunque allá sean más costosos.

Según el salario promedio medido en dólares, en Buenos Aires se necesitan 17 años de sueldo para comprar un departamento; en Santiago de Chile, 20 años; en San Pablo, 19.5 años; en Río de Janeiro, 16.7; en Montevideo, 15.9; y en Lima, 15.4 años, según un relevamiento elaborado por el sitio especializado en propiedades Properati.

Al comparar el valor del m2 en distintos barrios de las ciudades más importantes de la región, se observa que Río de Janeiro y San Pablo tienen los precios más caros, tomando los departamentos usados de zonas equivalentes. Según el estudio, el ranking de valores del m2 en los barrios más exclusivos en Sudamérica lo lidera Ipanema, Río de Janeiro, con unos u$s 5.759. En 2º lugar, figura Vila Nova Conceição, en San Pablo, con el m2 a u$s 4769. Y, en 3º término, figura la zona porteña de Puerto Madero, con unos u$s 3.900 para las propiedades más lujosas.

Es sabido que para cualquier argentino adquirir una propiedad, es casi una hazaña a causa de las trabas económicas.

Ahora bien, los factores que influyen sobre esta contradictoria dinámica están asociados a la sombra de las devaluaciones, la falta de crédito y las crecientes barreras del mercado cambiario, aspectos de gran relevancia si se tiene en cuenta que el escenario local está altamente dolarizado para las operaciones de compra, venta y alquiler.

¿Qué reflejan las ventas?

Los registros del Colegio de Escribanos de Buenos Aires muestran una tendencia negativa en el acumulado de ventas inmobiliarias para 2014. La caída fue de 7,9% en comparación con los resultados obtenidos en el año 2013.

Sin embargo, los montos transados se incrementaron 17,9%, para ubicarse en un estimado de 32.809 millones de pesos. Hay que tener en cuenta, que aunque la cifra negociada sea mayor a la del período anterior, ésta se ve diluida como consecuencia de los niveles de inflación que vive el país.

Según el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Roberto Arévalo, se espera que para el segundo semestre del año en curso la industria inmobiliaria se reactive de cara al escenario postelectoral que tendrá lugar en 2016 y a las expectativas de relajación de las políticas y controles cambiarios.

En fin, como sabemos el cambio de gobierno despierta expectativas positivas de todo tipo, pero creo que también debemos ser bien realistas y tener presente que las enormes dificultades y distorsiones económicas no se pueden modificar de un momento para otro. De todas maneras, y para dejar un mensaje positivo habrá que esperar y analizar minuciosamente las propuestas de los candidatos, basta con tomar como ejemplo el sector inmobiliario para darse cuenta que no da lo mismo cualquier alternativa política.

Saludos cordiales,

Juan Roza Alconada
Totallia Capital Fund

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>