“Planifico lo peor para esperar lo mejor”, son muchos los inversores exitosos que utilizan esta estrategia. 

Warren Buffett, que es uno de los inversores más exitosos de todos los tiempos, tiene 2 reglas de oro para invertir. Primero: “nunca pierdas dinero”. Segundo: “nunca olvides la regla n. ° 1”.

Él, como muchos inversores tiene una mentalidad de aversión al riesgo ya que sostienen que las pérdidas de inversión siempre perjudican el rendimiento peor que las ganancias. Por ejemplo, si pierdo el 50% este año, tengo que recuperar el doble el próximo año (100%) solo para alcanzar el punto de equilibrio.

Por lo tanto, Buffet, como muchos otros especialistas en finanzas creen  que los mejores rendimientos a largo plazo provienen de centrarse en la preservación del capital y la reducción del riesgo (incluso si no siempre produce el mejor rendimiento a corto plazo en un año). Por eso busca a inversiones con poco riesgo.

¿Qué tener en cuenta a la hora de hacerlo? Acá algunos consejos antes de :

  1. Asegúrese de que la información que utilizamos a la hora de tomar una decisión de inversión sea confiable. No pretendemos que usted sepa todo sobre el mundo financiero, pero sí pretendemos que sobre aquello que no sabe se asegure de que la fuente sea de primera línea. Un decisión tomado sobre información incorrecta puede costarle sus ahorros.

  2. Coincidencia de cartera: antes de ver las ofertas para invertir, una buena estrategia es pensar en mi cartera y lo que necesita. Luego, cuando tengo un panorama maso menos claro voy en busca de esas inversiones que quiero tener. Si veo alguna que no coincide con lo que yo estoy buscando, la saco de mis posibilidades. Muchas veces, como inversores, nos vemos tentados frente a una inversión, pero no concuerda con nuestra estrategia de cartera e inversión. Por eso la importancia de hacer concordar nuestra cartera

  3. Chequé que la seriedad de la empresa por medio de la cual está haciendo las inversiones: analice la experiencia del patrocinador, el historial y su posicionamiento en el mercado.

Dentro de las inversiones de bajo riesgo, analicemos las propiedades. Y la pregunta que muchos se preguntan es:  ¿Cuántas propiedades inmobiliarias necesitamos para tener una cartera diversificada y de bajo riesgo?

El primer paso es decidir qué porcentaje de mi cartera total lo destino  al sector inmobiliario. No hay una respuesta correcta para esto, sino que depende de la situación financiera particular de la persona. Lo importante es entender los riesgos / recompensas e ir con lo mejor para su cartera. Y uno de los factores que tiene que tener en cuenta para minimizar su riesgo es el timming a la hora de invertir.

 Timming

El tiempo es una de las cosas más importantes en la inversión exitosa a largo plazo de real estate.

Hay dos pasos para sincronizar bienes inmuebles con éxito. Primero es la conciencia de los ciclos inmobiliarios. Y el segundo es la planificación de cartera para reducir el riesgo, en función de la posición. Vamos a hablar sobre el primer paso …

Hay dos ciclos diferentes en el sector inmobiliario: el físico y financiero. E invertir en la estrategia equivocada en la parte incorrecta de los ciclos puede ser catastrófico para su cartera.

La mayoría de los profesionales consultados creen que estamos retrasados ​​en el ciclo físico y la próxima recesión vendrá en algún momento en los próximos años. Y si bien  no creen que las próximas crisis sean tan fuertes como las pasadas, como dice el refrán: “planifico lo peor antes de esperar lo mejor”.

Por eso, esta corriente de inversores piensa que el inversor debería estar a la defensiva y elegir activos que, si bien no tienen altos rendimientos proyectados le dan seguridad a la cartera frente a las dos mayores amenazas de una recesión: el riesgo de impago de la deuda y el riesgo de no poder refinanciar.

Una vez que una persona comprende los ciclos inmobiliarios, la segunda parte del tiempo es la planificación de la cartera para reducir el riesgo. Es decir, es fundamental antes de tomar una decisión analizar las compensaciones de riesgo / recompensa. De lo contrario, casi seguramente tomará mucho más riesgo de lo que cree.

Muchos inversores, no planifican de ante mano y frente a una oportunidad tentadora, deciden entrar. El resultado es una cartera desequilibrada e indebidamente diversificada con un riesgo mucho más alto de lo necesario. Es por eso que aconsejamos siempre primero tener un plan y luego, ver en qué y dónde pongo mi dinero.